No. 51
(mayo de 2003)

csapn@laneta.apc.org
CORREO DE PRENSA INTERNACIONAL

<< Índice de artículos

La “realpolitik” del Presidente Lula y los Altermundialistas

Entrevista realizada por Frédéric Lévêque a Eric Toussaint del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo ( CADTM) en el marco de la Contracumbre G8 ilegal, con motivo del encuentro con Lula, presidente del Brasil, el 2 de junio del 2003.

Contexto : Con motivo de la cumbre anual realizada a Evián por el G8 ( Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia , Italia Canada, Rusia) del 1° al 2 de junio del 2003, varios Jefes de Estado no miembros del del G8 estuvieron como invitados del Presidente francés Jacques Chirac. Ante la opinión pública internacional, éste pretendió hacer pasar el mensaje siguiente : el G8 y, en particular Francia, desean el diálogo con el resto del mundo. Para éste efecto, habían sido invitados Jefes de Estado y de gobierno no miembros del G8, entre quienes se encontraron el Presidente Lula, junto con otros Jefes de Estado y de gobierno tales el de China, de la India, de Nigeria, de Senegal, de Africa del Sur, de Egypto, de México…Se trataba principalmente de contribuir a la legitimación del G8, club informal de las principales potencias del mundo, en un momento en que su credibilidad se encuentra en su más bajo nivel.

Previa a la verdadera reunión del G8, los anfitriones del Presidente Chirac se encontraron a Evián en el momento mismo en el que más de 100.000 manifestantes desfilaban por las calles de Ginebra ( Suiza) y de Annemasse ( Francia) bajo el lema de « G8 ilegal ». Entre los temas principales se pueden citar : la anulación de la deuda del Tercer Mundo, la oposición al militarismo, la lucha contra la OMC, la solidaridad con el pueblo palestino, acceso irrestricto a los medicamentos genéricos… y la oposición a la reforma neo-liberal del sistema de pensiones y de la educación en Francia que moviliza a millones de trabajadores.

Ayer tuviste la oportunidad de encontrar junto con otros, a uno de los Jefes de Estado, invitado especial del G8: Lula, Presidente del Brasil. ¿Podrías explicar el sentido de ese encuentro así como la política que está siendo aplicada por el Presidente Lula?

Luis Inacio Lula Da Silva, elegido Presidente por una mayoría aplastante de votos en octubre del 2002, más del 65 %, manifestó su deseo de encontrarse con los altermundialistas de Europa. Y para dicho encuentro estuvimos presentes cuatro militantes del movimiento altermundialista : Jacques Nikonoff, Presidente de Attac Francia, Rafaella Bolini, representando al Forum Social Italiano, Helena Tagesson (Suecia), de la campaña contra la OMC y yo, representando al CADTM. El encuentro se realizó en la residencia del Emabajador del Brasil en Ginebra. Antes de irnos al encuentro, habíamos decidido dejar claro que no éramos interlocutores ni representantes que hablablan en nombre del movimiento, puesto que no teníamos ningún mandato en ese sentido. El contexto del encuentro era complicado, nos encontrábamos en una situación en la que el Presidente Lula, quien asumió el cargo hace unos pocos meses atrás, aplica una política que aparece de manera evidente como estando en contradicción con las expectativas de una serie de movimientos sociales con los que nosotros estamos trabajando.

Y bien, ¿cuáles son las medidas cuestionadas?

En primer lugar, el Presidente Lula designó como Presidente del Banco Central a uno de los más grandes patrones, Henrique Meirelles, quien fué antiguo presidente de uno de los grandes bancos norteamericanos presentes en el Brasil, la Fleet Boston. De esta forma, es un representante de la clase capitalista quien es designado a la cabeza del Banco Central con un mensaje claro: hay que ganar la confianza de los mercados financieros. Este es el primer problema.

El segundo es el siguiente : el Presidente Lula está en favor de conceder la autonomía al Banco Central. Esto quiere decir que él está tomando las medidas anheladas por los neoliberales : ésto mismo hicieron con el Banco Central Europeo con respecto a la Comisión europea. Esto significa que el poder político renuncia cada vez más a un instrumento central de la orientación de la economía de un pays, porque cuando no se controla directamente el Banco central no se controla la moneda nacional, las tasas de cambio. Y ésto es algo de una importancia particular.

El tercer punto que cuestiona la política de Lula es el siguiente : la reforma del sistema de pensión, en curso, la cual hace pensar fuertemente a la reforma de Raffarin, la que es combatida pour un amplio movimiento con las consecuentes huelgas y paros que hoy conoce Francia. De hecho, Lula arremete contra el sistema de pensión de los servidores publicos para favorizar los fondos privados de pensión. Además, hay otros elementos de su política que son cuestionables : las altas tasas de interés, el mantenimiento de los acuerdos con el FMI, el reembolso de la deuda externa, etc.

¿Cómo pasó la entrevista?

En el marco de un acuerdo sobre el procedimiento a adoptar en el curso de la audiencia, decidimos que cada uno de entre nosostros ( los cuatro delegados), dispondrá de cinco minutos para presentar las principales reivindicaciones que nuestros movimientos sustentan como alternativas al actual proceso de mundialización. Y éstas atañen directamente al Brasil. Bueno, ahora cuento cómo se desarrolló el encuentro. Fuimos recibidos por el Presidente Lula, quien estuvo acompañado por el Ministro del Trabajo y por el de Relaciones exteriores, por varios diputados y dos consejeros próximos del Presidente. El Presidente Lula nos presentó la política de su gobierno durante media hora, asumiendo la defensa de las medidas de austeridad decididas por él (aumento de las tasas de interés, recortes claros en el presupuesto con un monto de más de tres mil millones de dólares – 14 mil millones de reales). Dijo que esas medidas eran necesarias con vistas a estabilizar una muy difícil situación económica. Anunció que desde ahora en adelante iba a comenzar a cumplir los compromisos asumidos ante el pueblo durante la campaña electoral, pero que eso llevará algunos años.

Nosotros hicimos los siguientes planteamientos. Jacques Nikonoff, presidente de Attac Francia, dijo que su movimiento estaba totalemente en desacuerdo con los fondos privados de pensión. Este manifestando su inquietud por el hecho de que actualmente en Brasil, era el mismo gobierno el que promocionaba dichos fondos. Igualmente, hizo hincapié sobre el interés que tiene su movimiento de que Brasil se pronuncie claramente en favor de la Tasa Tobin. Sobre ésto, Lula había ido al G8 con una proposición, a saber la de imponer una tasa sobre la venta de armas para financiar un proyecto mundial de lucha contra el hambre. A éste respecto, Chirac en una conferencia de prensa aprovechó de la ocasión para arremeter contra la Tasa Tobin diciendo que la proposición de Lula le parecía más oportuna que aquélla. Y precisamente éstos fueron los dos elementos que se encontraban en el planteamiento de Jacques Nikonoff.

De mi parte, hablando por el CADTM, yo sostuve que América Latina se encontraba confrontada, casi como en los años 80, a una enorme hemorragia de riquezas que dejaban el continente para ir a parar en las manos de los acreedores del Norte: bancos privados, mercados financieros, el FMI y el Banco Mundial . Fué así que entre 1.996 y 2.002 hubo más de 200 mil millones de transferencia neta negativa sobre la deuda (1), lo que equivale a dos planes Marshall ( Vease el Cuadro en el texto de Eric Toussaint Las crisis de la deuda externa de América Latina en los siglos XIX y Xxe”

http://users.skynet.be/cadtm/pages/espanol/toussaint01.pdf ). Sólo Brasil, perdió entre 1.997 y 2. 001, más de 70 mil millones de dólares de transferencia neta negativa sobre la deuda, de la cual 27 mil millones fueron hechas en detrimento de las finanzas públicas.

Yo insistí sobre el hecho de que no había que esperar una crisis de pago, una crisis de insolvencia para tomar iniciativas- por otro lado, previstas por la misma Constitution brasileña-. Es decir, la realización de una auditoría sobre los orígenes y el contenido exacto de la deuda externa brasileña en vistas a determinar su legitimidad o ilegitimidad. Esta auditoría, lo repito, está prevista por la Constitución brasileña de 1988. En el año 2000, en ocasión del Plesbicito organizado por el MST, la CUT, la Campaña Jubileo Sur del Brasil, la Conferencia Nacional de Obispos (con el apoyo del PT), más del 90% de los 6 millones de Brasileños que votaron se pronunciaron en favor de la suspensión del pago de la deuda mientras se realizaba la auditoría. Es en este mismo sentido que los parlamentarios del PT presentaron un proyecto de ley. Hasta hoy, ningún presidente lo ha concretizado. Dije a Lula “..ya que Ud. está en el poder, es el momento de tomar la inciativa de la auditoría prevista por la Constitución brasileña de 1988 y así crear las condiciones para suspender el pago de la deuda, ahorrando el dinero del reembolso para destinarlo a inversiones sociales, de transformaciones, etc.». Después le sugerí que Brasil haga un llamado a los otros países latinoamericanos endeudados para la conformación de un frente de no pago de la deuda.

La tercera persona que intervino fué, Helena Tagesson, sueca. Por un lado, ella planteó la necesidad de impedir que en Cancún, en septiembre 2003, se materialicen los acuerdos a los que se habia llegado en Doha en noviembre 2001. Por otro lado intentar paralizar la reunión como se consiguió hacerlo en Seattle fines de novembre del 99 —principios de diciembre— cuando, explotando las contradicciones entre Europa y los Estados Unidos, a través de movilizaciones, se logró obstaculizar una ofensiva más fuerte en el campo de la liberalización del comercio. En 2001 la OMC tomó su revancha logrando forjar una agenda ultra-liberal con el Acuerdo general sobre comercio de servicios, el cual debe ser el objeto de una decisión y concreción efectivas en Cancún. Así, ella insistió sobre el hecho que teníamos cuatro meses para intentar paralizar las negociaciones que deben abrirse en Cancún, proponiendo que Brasil y los otros países del Tercer Mundo actúen en este sentido. Llamó a la vigilancia frente al deseo de la OMC de privatizar el agua, teniendo en cuenta que existen experiencias modelos de explotación y de distribución como es el caso de Porto Alegre. Dichas experiencias desaparecerán para siempre si se logra aplicar la Agenda de Doha en Cancún.

La última interviniente fué Rafaella Bolini del Forum Social Italiano, animadora del movimiento anti guerra. Recordemos que los italianos estuvieron muy activos en la campaña contra la guerre en Irak. Ella pidió que Brasil pida una convocatoria de la Asamblea general de la ONU para que ésta adopte una resolución de condena de la ocupación de Irak por parte de Estados Unidos y sus aliados. El Consejo de seguridad de la ONU, en el que nosotros no tenemos confianza, el 22 de mayo adoptó una resolución que de hecho legitima la ocupación de Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia. Aún cuando no nos hagamos muchas ilusiones, podría haber una mayoría en favor contra la ocupación de Irak si hubiera un debate en el seno de la Asamblea général de la ONU, y si los países pudieran realmente votar. Esto ya se dió en los años 70 y 80 cuando Israel fué condenado repetidas veces a pesar de la oposición de los Estados Unidos, país que se encontró en minoría.

En su respuesta Lula recordó que existe una gran distancia entre lo que se quiere hacer y lo que se puede hacer. Eso para indicar que nuestras proposiciones eran simpáticas, pero que no veía cómo llevarlos a la práctica. El justificó claramente su política favorable a los fondos privados de pensión. No asumió ningún compromiso sobre el problema de la deuda. Sobre el comercio dijo que él quería limitar efectivamente la desregulación lo mismo que limitar el alcance del Acuerdo general sobre el comercio de servicios. En lo que respecta Irak, dijo que como país, él se opuso a la guerra. Pero no fué más lejos que eso puesto que no asumió ningún compromiso concreto por la que tomaría la inciativa de pedir la convocatoria de la Asamblea general de la ONU.

Con esto se puede tener un breve resumen del encuentro. La conclusión a la cual llego es que la enorme esperanza que depositó en él, no sólo una gran parte de la población brasileña sino también afuera, el resto de América Latina y el mundo, de contar con un gobierno progresista que aplique una orientación que dé la espalda al neo- liberalismo ; bien, esta esperanza está conviertiéndose en la práctica, en una muy fuerte decepción. Y más vale la pena decirlo ahora, porque de otro modo cuanto más ilusiones se forjen sobre las orientaciones reales del gobierno de Lula, más dura será la decepción De alguna manera, es esto lo que en estos últimos meses resalta de la situación en América Latina, mientras que en varios países la gente votó claramente por programas de izquierda. Pienso en Evo Morales, cierto quien no fue elegido presidente, pero quien obtuvo en Bolivia un gran suceso electoral. Pienso en Lucio Gutiérrez de Ecuador, quien con el apoyo del movimiento indígena, PachaKutik y la CONAIE fué elegido presidente sobre la base de un programa progresista. Pienso en Lula. En los casos de Gutiérrez y Lula, desde el momento que fueron elegidos presidentes, se precipitaron para hacer concesiones a los mercados financieros, confirmando así la continuidad de los programas neo-liberales de sus predecesores, predecesores que ellos habían condenado en sus respectivas campañas electorales. El caso de Gutiérrez es aun más grave porque además se presentó claramente como el mejor amigo de Bush en la región y como gran amigo del presidente colombiano. Mientras, iba tomando claramente distancias del Presidente Chávez de Venezuela.

Esto nos muestra que lo que está en juego para el movimiento social es algo de una especial importancia : la necesidad de conservar su independencia de los gobiernos. Los movimientos sociales no deberían hacer concesiones ni abandonar su radicalidad, menos aún estar en la espera. No es por el hecho de que partidos, que en principio deberían representar el programa de dichos movimientos lleguen al poder, que éstos deberían decirse « no vamos a poner zancadillas a nuestros amigos políticos que se encuentran en el gobierno ». Por el contrario, hay que aumentar la presión sobre ésos gobiernos para que los mismos, que llegaron al poder gracias a los votos populares que recogieron, adopten una conducta que se ajuste a lo que ellos prometieron.

Ginebra, 3 junio del 2003.

 

(1) Transferencia Neta sobre Deuda Se llama transferencia neta sobre la deuda a la sustracción del servicio de la deuda (pagos anuales-intereses más principal- a los países industrializados), de préstamos recibidos del año. La transferencia neta sobre la deuda se llama positiva cuando el país o el continente implicado recibe más (en préstamos) que lo que paga en servicio de la deuda. De 1996 a dic. 2002, en lo que concierne a América Latina, la transferencia neta sobre deuda ha sido negativa cada año. Durante este período, más de 200 mil millones de dólares han sido transferidos de forma neta de América Latina hacia los países del Norte. Vease el Cuadro en el texto de Eric Toussaint « Las crisis de la deuda externa de América Latina en los siglos XIX y XXe » http://users.skynet.be/cadtm/pages/espanol/toussaint01.pdf

 

<< Índice de artículos

  • Dirección: Nellys Palomo Sánchez (hasta el número 35 en noviembre de 2001) José Martínez Cruz (a partir del número 36)

    Coordinación: José Martínez Cruz.

    Edición: Ana María Hernández.

    Colaboradores: Edgard Sánchez; Claudia Cruz; Josefina Chávez.

    Traducción de textos: Alberto Nadal.

  Desde los cuatro puntos es una publicación mensual de Convergencia Socialista, Agrupación Política Nacional (apn), registrada en el Instituto Federal Electoral. Registro de la Dirección General del Derecho de Autor (en trámite). Certificado de Título y Contenido (en trámite). Publicación periódica. Oficinas y suscripciones: Xola 181, 3er. piso, Col. Alamos, C.P. 03400, Teléfono 5 90 07 08, México, D.F.