No. 46
(noviembre de 2002)

csapn@laneta.apc.org
CORREO DE PRENSA INTERNACIONAL

<< Índice de artículos

III Congreso de la Corriente de Izquierda (CI)

Una apuesta que se consolida

Liliana Caviglia *

Otro paso adelante sin duda. En momentos que la debacle neoliberal y la pérdida de legitimidad del gobierno (ver Inprecor No 474) coinciden con un crecimiento de las luchas obreras, estudiantiles y populares, el III Congreso de la CI (denominado “Juan Cabral”, compañero de la dirección fallecido) ha significado una instancia militante de consolidación para una apuesta revolucionaria.

El 14 y 15 de septiembre, más de 190 congresales (60 más que en el Congreso anterior) con su cotización al día, debatieron amplia y democráticamente. (1) Defendieron argumentos, expusieron diferencias y manifestaron acuerdos y resoluciones. Nadie se guardó de decir nada. Fue una verdadera asamblea a mano alzada, de luchadores y luchadoras políticas y sociales, comprometidos y comprometidas con el combate del pueblo, de sus organizaciones sociales, y con la confrontación política ante la estrategia de conciliación de clases predominante en la dirección del Frente Amplio.

Esta consolidación de la CI, se reflejó en la calidad de la composición: activistas sociales de Montevideo y el interior del país, de las ollas populares, de fábricas tomadas por sus trabajadores y trabajadoras, como la curtiembre Bramma y la textil Dimmac (en su mayoría mujeres), de las cooperativas de viviendas, jóvenes estudiantes que venían de la huelga general con ocupaciones de facultades universitarias y liceales. Dirigentes sindicales del PIT-CNT, consejales vecinales del Frente Amplio, militantes de los derechos humanos, y de las radios comunitarias. Y hasta una delegación de compañeros de la CI que viven en Argentina, donde participan en las asambleas populares y en la movilizaciones del proceso revolucionario de ese país.

El internacionalismo también estuvo presente: luego de las palabras de apertura del compañero Helios Sarthou, se escuchó un mensaje grabado del compañero Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad) de Argentina, donde convocaba a la lucha unitaria contra el proyecto imperialista del ALCA, el Plan Colombia, la deuda externa, y a favor de una verdadera integración de los pueblos latinoamericanos. También, recibimos mensajes de saludos del Movimiento de Izquierda Socialista (PT-Brasil), del Partido Revolucionario de los Trabajadores (México), de Nuevo Rumbo (Argentina), de Cuadernos del Sur (Argentina), de Convergencia Popular Socialista (Paraguay), y de Presentes Por el Socialismo (Colombia).

Además de aprobar un documento político (ver extractos a continuación), el Congreso votó unas “Bases de Acción Política”, donde entre otras consideraciones se dice: “La CI no pretende sustituir las acciones de masas por la acción de pequeños círculos autoproclamados como la vanguardia de la revolución (...) La labor, las propuestas de lucha de los revolucionarios deben adecuarse al nivel de conciencia, de organización y de experiencia de las más amplias capas de trabajadores. La CI no se autoproclama como la vanguardia de nadie, forma parte indisoluble del pueblo trabajador; de sus logros, pesares, certezas, dudas. Es el pueblo quién irá pautando nuestros aciertos y errores en un ida y vuelta de experiencias y movilizaciones y luchas comunes.”

Simultáneamente, se votaron los estatutos donde se define la estructura organizativa (Plenario de militantes, dirección nacional, agrupaciones de base, etc), e igualmente el carácter de la CI como “una organización política unitaria, popular, revolucionaria, socialista, internacionalista y pluralista. La misma tiene bases programáticas, una identidad política y lineamientos de acción propios (...) Entre sus postulados centrales está en intervenir en la lucha por la liberación de las y los trabajadores y el pueblo uruguayo, y por la conquista del poder político con el objetivo de construir una democracia socialista en un marco internacionalista y solidario con las y los trabajadores y oprimidos/as del mundo”.

Finalmente, se eligió una dirección nacional de 30 integrantes. Su integración plural, no esconde uno de los principales déficits: la poca cantidad de mujeres (apenas dos), por lo que la tarea de feminizar a la dirección (y al conjunto de la CI) se convierte en uno de los principales desafíos del próximo período.

Montevideo, 24 de septiembre 2002

 

(1) La CI cuenta con unos 350 militantes, y según la actualización última, con unos 800 adherentes (algo parecido a “afiliados”, hacen un aporte financiero, reciben el mensuario de la CI, y participan en diversas actividades). En las elecciones internas del Frente Amplio del pasado 26 de mayo (donde votaron 200.000 personas) la CI obtuvo cerca de 6.000 votos.

* Feminista. Integrante de la Corriente de Izquierda y del PST-CI. Militante de la Cuarta Internacional, fue prisionera política durante los años de la dictadura militar en Uruguay.

<< Índice de artículos

  • Dirección: Nellys Palomo Sánchez (hasta el número 35 en noviembre de 2001) José Martínez Cruz (a partir del número 36)

    Coordinación: José Martínez Cruz.

    Edición: Ana María Hernández.

    Colaboradores: Edgard Sánchez; Claudia Cruz; Josefina Chávez.

    Traducción de textos: Alberto Nadal.

  Desde los cuatro puntos es una publicación mensual de Convergencia Socialista, Agrupación Política Nacional (apn), registrada en el Instituto Federal Electoral. Registro de la Dirección General del Derecho de Autor (en trámite). Certificado de Título y Contenido (en trámite). Publicación periódica. Oficinas y suscripciones: Xola 181, 3er. piso, Col. Alamos, C.P. 03400, Teléfono 5 90 07 08, México, D.F.