No. 46
(noviembre de 2002)

csapn@laneta.apc.org
CORREO DE PRENSA INTERNACIONAL

<< Índice de artículos

Frente a los agrupamientos electorales

Construyendo otro espacio

Nora Ciapponi *

En periodos convulsivos, los días transcurren aceleradamente....
La intensidad, sin embargo, pareciera luego alterar el paso del tiempo y el calendario...
¿quién diría que transcurrió solo un año desde las elecciones de Octubre del 2001 o que pasaron apenas 10 meses desde las jornadas de Diciembre? Fueron tantas
las marchas, tantos los escraches, tantos los cortes de ruta,
tantos los repudios, tantas las discusiones y acciones,
que la memoria no alcanza a retener todo mas que fragmentariamente.
Pero algunos hechos reaparecen una y otra vez en toda su dimensión, fijados en nuestra retina y conciencia, resistiendo el olvido:
19 y 20 de Diciembre ya no serán nunca mas días cualquiera .
Retenemos aquellos
sonidos, colores y olores de la ciudad tomada: el gris humeante junto al rojo de las fogatas,
el olor de los gases y el ruido de “sus” balas cobrando “nuestras” vidas,
mezclados con las cacerolas, los cánticos, y los gritos
repudiando todo lo instituido y ya caduco.
Ese terremoto de gran escala, y los remezones que persisten,
abrieron inmensas grietas en todos los pilares del supuesto
“orden establecido”. Ni una sola institución, así como ninguno
de “sus” representantes, pueden ufanarse
de haber quedado a salvo......

 

Decididos a “quedarse todos”

Inmutables, han decidido hacer caso omiso de los reclamos de la mayoría de la sociedad. En esta decisión mantienen una profunda unidad, pero ni aún así logran evitar las peleas internas a las que están lanzados (véase lo que ocurre entre miembros de la Corte Suprema de Justicia o los candidatos en la Interna Peronista). Nada “les sale bien”, y cada paso que dan amplia el foso que los separa de la mayoría del pueblo. Lograron parar el Juicio a la Corte, pero el costo es aún mayor al no poder evitar que se hayan enfrentado uno y otro Juez, adquiriendo estado publico las miserias de tan “alta” magistratura... Y con las internas del PJ no les va mejor. Duhalde y Menem han entrado nuevamente en guerra, el primero dispuesto a cambiar la Junta Electoral dominada por el menemismo o impedir que las internas se realicen. El 17 de Octubre se vio la diáspora peronista: 5 actos, convocados en distintos lugares del país, desde donde se atacaron unos y otros. Reuteman repite cotidianamente que se bajó de su candidatura. Y “el Adolfo”, que aparece como posible ganador (pero sin que se sepa si finalmente competirá en la interna del PJ), ha tenido que salir a defenderse, tras las declaraciones hechas por su hermano y hombre de confianza, anunciando que en caso de llegar a la Presidencia dejarían en suspenso las leyes existentes para hacer una revisión de las mismas (?). Numerosas voces se alzaron hasta borrarle la sonrisa a Rodríguez Saa, acusándolo de tener un proyecto autoritario (ya practicado largamente en su provincia, por otra parte). Kirchner y De la Sota, sin subir en las encuestas, Duhalde jugando entre dar el apoyo a uno u otro, y Menem esquivando los procesos judiciales. Mas que “candidatos” de un Partido Político que pretende seguir gobernando el país, aparecen como lo que son: distintos sectores de una mafia que pelea por el botín que representa el estado, lo que se destaca aun mas por la grave crisis en que se encuentra el radicalismo y la ausencia de cualquier otra alternativa burguesa con algún sustento social.

Pero aún así, en crisis y peleados, se quedan los miembros de la Suprema Corte, los viejos candidatos del peronismo aliados con los traidores y sempiternos dirigentes sindicales, los mismos radicales, y los nuevos-viejos como López Murphy o la Bulrich, en fin..... los mismos de siempre. Pero no se quedan solos.... Se quedan con ellos quienes supuestamente deben “proteger nuestras vidas”: las fuerzas de seguridad, que cotidianamente se ven involucradas en todo tipo de delitos y asesinatos, como denuncia el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales): “las violaciones de los derechos humanos cometidas por funcionarios policiales son sin duda uno de los principales problemas que debe enfrentar la democracia argentina. Jóvenes muertos en comisarías, personas desaparecidas después de habérselas visto por ultima vez al ser detenidas por agentes policiales, terceros muertos en tiroteos innecesarios o supuestos delincuentes que caen abatidos en dudosos enfrentamientos, son solo algunos casos que la sociedad argentina esta acostumbrada a leer en los periódicos todos los días” . También se quedan y pretenden cumplir tanto nuevas como viejas funciones las FF.AA, ofreciéndose como ángeles de la guarda de la juventud sin trabajo ni estudio, tratando de recrear algún tipo de servicio militar, como si la muerte del soldado Carrasco o la mas reciente de Segundo Cazanave de la escuela Militar General Lemos, sometidos ambos a recurrentes golpizas y tormentos, no mostraran claramente que tipo de “enseñanzas” y “contención” pueden dar a la juventud.

El lugar de la política

Distintos politólogos al servicio del establishment se manifiestan muy preocupados por el alejamiento de la gente respecto a la política , lo que según ellos habría terminado por “devaluar” al ciudadano. Por ejemplo Rosendo Fraga (“Nueva Mayoria) dice que “ los argentinos tenemos una incapacidad para la acción colectiva y una histórica desconfianza hacia el Estado ” (¡!). Y continua: “sin revincular la política con la gente no hay forma de avanzar hacia una ciudadanía plena”. Convengamos que Fraga tiene parte de razón cuando dice que los argentinos tenemos una “histórica desconfianza al Estado”, pero esa afirmación atemporal y que bien podría aplicarse en otras latitudes, oculta deliberadamente lo que importa destacar: que esa “histórica desconfianza” adquirió en nuestro país componentes totalizadores y nuevas dimensiones que representan cambios cualitativos, expresados tanto en la crisis de representatividad manifestada ya en las elecciones de Octubre del 2001 como en el repudio a la globalidad de las instituciones puestos claramente en evidencia a partir del 19 y 20 de Diciembre pasado. ¿O tiene otro origen el “Que se vayan todos” que persiste hasta el día de hoy ?

Y en reiterado afán de echar siempre la culpa de los males económicos-sociales-políticos de nuestro país a supuestas características sicológicas o conductas propias de “los argentinos”, se nos intenta hacer creer ahora que no serviríamos, por algún mal atávico, para la “acción colectiva”. Evidentemente, Rosendo Fraga se refiere a un tipo de política y acciones supuestamente “colectivas” que justificadamente el movimiento popular en su rebelión rechaza. ¿No es hacer política preocuparse y rebelarse contra la pobreza, la miseria y las injusticias sociales desde el lugar donde vivimos y trabajamos ? ¿No es política y acción colectiva organizarnos de manera autonoma y a través de la democracia directa en asambleas, movimientos de desocupados, fabricas recuperadas o para actuar junto a los vecinos contra la policía que asesina a nuestros hijos?¿No es política y acción colectiva habernos unido contra los asesinatos de Darío y Maximiliano ? ¿No es política establecer redes solidarias para salvar trenes, hospitales y escuelas o impedir el aumento de las tarifas de los servicios ? ¿No es política haber repudiado la visita de O'Neill y cuestionar el pago de la deuda? Nosotros estamos convencidos que si. Que el camino adoptado por un amplio sector del pueblo que ha hecho su experiencia con el Estado y sus caducas instituciones, como de la política recolonizadora de EE.UU., es una nueva y saludable forma de hacer política, mal que le pese a los politólogos al servicio del actual régimen.

“Revincular la política con la gente” para Rosendo Fraga es, nada mas ni nada menos, que dejemos de hacer lo que recién comenzamos, para volver a confiar en el Estado y en sus instituciones, en los actuales políticos y los falsos mecanismos de “representatividad”. Pretenden que el pueblo vuelva a los tradicionales carriles donde todo lo delegaba.

Para nosotros en cambio, lejos de estar cada vez mas “devaluados” porque no aceptamos las reglas de juego, estamos actuando como sujetos de cambio, creando desde abajo, nuevas relaciones sociales a través de emprendimientos productivos, fabricas autogestionadas, construyendo un nuevo periodismo alternativo al de los poderosos, o estableciendo redes solidarias de nuevo y diverso tipo. Y precisamente son “ellos” quienes abonan cotidianamente la ruptura prácticamente irreversible que produjeron con sus acciones impunes, convencidos falsamente de que su poder no tendría limites. Este abismo entre “ellos” y “nosotros” no podrá ser zanjado con gastados slogans de “democracia participativa” o recreando la mentira del “poder ciudadano”.

Las elecciones de Marzo

Ni siquiera el desprestigio de Duhalde logra que las anunciadas elecciones conciten interés ni expectativa alguna, ni siquiera en aquellos que piensan emitir el voto. Todas las encuestas y diálogos reflejan lo mismo: “las elecciones no solucionaran nada... ”. Un relevamiento hecho por una importante consultora en Capital y el cordón bonaerense, muestra un escenario que preocupa al gobierno. Se realizo una encuesta con un imaginario ballottage, que confirmo lo que se palpa todos los días en la calle: el no voto por ninguno de los candidatos . Como informa Clarín del domingo 20 de octubre, esta intención oscilo en todos los casos, entre el 51 y el 62 % .

La preocupación del gobierno y de los distintos políticos representantes de la burguesía respecto a la apatía y/o descreimiento electoral, es entonces, central. Avizoran un gobierno débil, surgido de una muy baja cantidad de votos, que no tendrá capacidad para encarar ningún plan con firmeza. Seguramente, se comenzaran a oír recurrentes llamados a votar, se recordará su “obligatoriedad” y simultáneamente seguirán intentando preparar alternativas mas autoritarias y represivas.

Es verdad que en amplios sectores populares en los que se mantiene el repudio a todo y a todos, también se expresa cierto escepticismo respecto a que algo pueda ser cambiado, especialmente porque las penurias, lejos de atenuarse, siguen acrecentándose dramáticamente. Y aun cuando permanecen vivas y siguen desarrollándose nuevas practicas y relaciones solidarias que intentan paliar la catástrofe social, es un hecho que las masivas movilizaciones ininterrumpidas de los primeros meses del año (y que continuaron con desigualdades hasta el 9 de Julio) atraviesan hoy por una meseta, al no haberse logrado la construcción de una respuesta coordinada de los distintos procesos, así como tampoco se obtuvieron los mas acuciantes reclamos (aunque se frenó si la escalada represiva que comenzara cobrándose las vidas de Maximiliano y Darío). Esta situación ha sido provocada u aprovechada deliberadamente por el gobierno y la burguesía llevaron adelante una política de desgaste, combinado el genocidio social con intentos represivos para provocar desmoralización y temor con el objetivo de dirigir todos los cañones hacia las elecciones. Pero como ya dijimos, estos planes están llenos de interrogantes y contradicciones. ¿Abr finalmente internas? ¿Ley de Lemas? ¿se mantendrá la fecha de las elecciones? Nadie podría asegurarlo.

Con el trasfondo de sus propios enfrentamientos y acicateados por la apatía o declarado rechazo de la mayoría de la población, aparecen y desaparecen todos los días los instrumentos que deberían garantizar las elecciones (internas abiertas o menos abiertas, padrones o no padrones, ley de lemas, etc.) lo que amenaza con agravar aun mas la crisis y potenciar el descreimiento, y preanuncia una campaña plagada de enfrentamientos en el seno de una clase política carente de credibilidad y proyectos....

“Que se vayan todos”

En el numero 2 de “Nuevo Rumbo ” abrimos la posibilidad de que la convocatoria de Carrió-Zamora-De Gennaro lograra una acción conjunta y masiva para enfrentar y derrotar la trampa electoral. Evidentemente, ello no se dio. Aquí jugo no solo la baja en el proceso de movilización y la apatía electoral, sino también el hecho de que la iniciativa fue tan tardía como confusa. Cario nunca dejo de hacer campaña por su candidatura, a la par que De Gennaro utilizo la convocatoria para tratar de recuperar su alicaído prestigio sin jugarse a movilizar. Zamora, dispuesto a repudiar la convocatoria electoral y tratando de recrear el “Que se vayan todos”, y siendo quien mas reconocimiento tiene en amplios sectores, no logró empero convertirse en un punto de referencia alternativo con fuerza propia, entre otras causas porque si bien era correcto priorizar la unidad de acción, su discurso quedo diluido frente a la actuación equivoca de Carrió y De Gennaro, y su propia organización (AyL) no tuvo capacidad para movilizar de manera independiente. Finalmente, aunque la mayoría de la izquierda “acompaño” ritualmente la convocatoria, sectariamente tuvo la política de “abrirse” de la misma una y otra vez. En medio de las confusiones y la desconfianza a Carrió y De Gennaro, también de un relativo reflujo en la movilización, la mayoría de las asambleas, los movimientos de desocupados y la amplia vanguardia, no respondieron a la convocatoria.

El gobierno pudo creer así que se diluía el repudio a su convocatoria. Pero las elecciones en Santiago del Estero constituyeron un indicio muy importante. En una provincia tradicionalmente caracterizada por los clientelismos caudillistas, mas del 40 % repudio a los políticos y tanto en la ciudad de La Banda como en la Capital, la abstención y el repudio por distintas vías (voto en blanco, anulados, etc.) subió a cerca del 70 %.

Creemos que el sentimiento profundamente negativo del “Que se vayan todos”, por tanto, se mantiene con firmeza. Pero decir “negativo” (porque rechaza el llamado electoral) es solo una parte del sentimiento que se expresa. Frente a la debacle social y la entrega del país, un amplio sector de masas, mucho mayor que el que se expresara en las elecciones de Octubre del 2001, se orienta a dar un castigo ejemplar a todos los políticos que decidieron quedarse, así como a las tramposas elecciones de un solo cargo. Representa por tanto no una decisión “pasiva” o solamente negativa, sino una palanca para la acción de millares de luchadores que lejos de sentirse derrotados o desmoralizados, quieren aunar fuerzas para dar la pelea por organizar el rechazo y/o repudio en los barrios, lugares de trabajo o estudio, concientes de que ello permitirá debilitar el intento de legitimación para que se queden todos.

Somos concientes que deberemos polemizar también y especialmente, con aquellos sectores de trabajadores donde desgraciadamente la figura de Rodríguez Saa viene cobrando simpatía, producto de un falso discurso que dice lo que la gente quiere escuchar, pero que no prepara otra medicina que la ya practicada en su Provincia o en sus largos años de ruta junto al resto del PJ aprobando la entrega del país y la catástrofe social. Para aparecer distinto de sus compañeros del PJ, ahora habla de “transparencia”, “honestidad”, de “refundar la Nación”, etc., a la par de componer un equipo con un arco de hombres que reflejen los reclamos de la población.... Así, para los que piden seguridad, pone a Rico; para la clase media, coloca a Posse; para los que quieren mano dura, a Otache (Merlo); y a Moyano como supuesto representante de los trabajadores organizados...

Construir un amplio espacio para el rechazo

Cuando ya estábamos en el cierre de esta edición de Nuevo Rumbo, conocimos el anuncio de Luis Zamora de que no presentará su candidatura en este circo electoral. Saludamos con alegría su decisión, la que sin dudas facilitará la construcción –junto a la mayoría de las asambleas populares y movimientos de desocupados, así como de numerosas organizaciones politicas y sociales de base- de un amplio espacio que pueda expresar, divulgar y organizar, de manera amplia y diversa, el repudio que anida en el sentimiento y la conciencia de millones de trabajadores.

Desde Nuevo Rumbo apostamos a que ello permita desplegar millones de energías e iniciativas que fortalezcan una perspectiva de lucha, de mayor vinculación y organización, al servicio de construir los elementos de un contra-poder que socave la fuerza de nuestros enemigos y nos acerque al objetivo de lograr “Que se vayan todos... Que no quede ni uno solo”.

 

* Integra “Nuevo Rumbo”, colectivo que reagrupa a militantes políticos y sociales de la izquierda agrupamiento marxista, en su mayoría provenientes del Movimiento al Socialismo (MAS).

<< Índice de artículos

  • Dirección: Nellys Palomo Sánchez (hasta el número 35 en noviembre de 2001) José Martínez Cruz (a partir del número 36)

    Coordinación: José Martínez Cruz.

    Edición: Ana María Hernández.

    Colaboradores: Edgard Sánchez; Claudia Cruz; Josefina Chávez.

    Traducción de textos: Alberto Nadal.

  Desde los cuatro puntos es una publicación mensual de Convergencia Socialista, Agrupación Política Nacional (apn), registrada en el Instituto Federal Electoral. Registro de la Dirección General del Derecho de Autor (en trámite). Certificado de Título y Contenido (en trámite). Publicación periódica. Oficinas y suscripciones: Xola 181, 3er. piso, Col. Alamos, C.P. 03400, Teléfono 5 90 07 08, México, D.F.