No. 44  (septiembredel 2002)

csapn@laneta.apc.org
CORREO DE PRENSA INTERNACIONAL

<< Índice de artículos

Declaración de Chilpancingo

H oy, 13 de septiembre, se cumple una fecha histórica para los pueblos indígenas, pues este día, hace 189 años, se reunió en este mismo lugar el Congreso del Anáhuac, que sentó las bases para la formación del Estado Mexicano. Desde esa fecha y hasta ahora los pueblos indígenas seguimos excluidos.

En el marco del Encuentro Nacional de Pueblos y Organizaciones Indígenas, realizado los días 12 y 13 de septiembre del 2002, en la ciudad de Chilpancingo, Gro., los participantes declaramos lo siguiente:

1. El día 6 de septiembre la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio un artero golpe a la esperanza de los Pueblos Indígenas de que sus derechos retomarían la vía del Reconocimiento Constitucional. Desperdiciando la oportunidad histórica de establecer un precedente en el sentido de que ningún Poder puede ponerse por encima de la soberanía del Pueblo Mexicano, la SCJN decidió declararse incompetente ante las Controversias presentadas por las Autoridades Indígenas.

2. La resolución de la SCJN es sólo una expresión más de la voluntad del Estado de mantener sujetos y excluidos a nuestros Pueblos. Por tanto, es inadecuado concentrar únicamente la crítica hacia la decisión de la SCJN, pues consideramos que la responsabilidad de la grave situación de falta de reconocimiento de los Derechos de nuestros Pueblos es del Estado y de todos sus Poderes, quien sigue cargando la deuda histórica del reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas.

3. Además, con esta decisión de la SCJN, se rompe la esperanza de que se diera una oportunidad al diálogo y la paz como vías para resolver todas las demandas propuestas por nuestros pueblos en conjunto con el EZLN, cuya primera expresión fueron los Acuerdos de San Andrés.

4. Hoy la lucha de nuestros pueblos indígenas tiene que seguir siendo por el reconocimiento y ejercicio de sus derechos colectivos, diversificando las formas de conseguirlo. En este sentido, corresponde a los poderes de la Unión, de acuerdo a sus propias facultades constitucionales no eludir sus responsabilidades. Mientras esto no suceda nos reservamos el derecho de instaurar autonomías y ejercer nuestros derechos por la vía de la acción directa.

5. Para continuar con la lucha por el reconocimiento de nuestros Derechos es necesario fortalecer la unidad de nuestros Pueblos y Organizaciones, así como establecer los pasos que debemos dar de manera conjunta para alcanzar nuestras metas de libertad, democracia, pluralidad y respeto a nuestra identidad. La lucha dispersa debe ser superada. Llamamos a enfrentar todos los Pueblos juntos la ofensiva discriminatoria y excluyente del Estado Mexicano. Por ello, es necesario que con voluntad, respeto y tolerancia construyamos un Movimiento Nacional Indígena que impulse las formas de coordinación de esta lucha.

6. Ningún sector en particular puede ser el único protagonista de las grandes transformaciones socioculturales, económicas y políticas que el país requiere en este momento de emergencia nacional. Urge construir una gran fuerza de todos los sectores democráticos y pluralistas para enfrentar el proyecto de la ultraderecha como el Plan Puebla Panamá y el ALCA, que entregan nuestra soberanía al gran capital nacional trasnacional, da la espalda a los intereses mayoritarios y desea mantener la homogenización de la Nación, que rechaza la pluralidad y diversidad de nuestros Pueblos.

7. Los Pueblos y Organizaciones aquí reunidos, hemos decidido llamar a todas las expresiones del movimiento indígena, así como a las organizaciones civiles y sociales a unir fuerzas y a la acción conjunta para construir una nueva Nación plural y democrática, proteger el patrimonio de la misma, promover el desarrollo social del campo y la ciudad, la educación para todos, los derechos humanos y fundamentales de todos los ciudadanos, el combate a la pobreza y, sobre todo, la participación ciudadana en las grandes decisiones nacionales, bajo un principio de democracia ciudadana directa.

8. Hemos emprendido un proceso de reflexión y toma de decisiones para definir los pasos y acciones que daremos los Pueblos y Organizaciones Indígenas de México para enfrentar la embestida antiindígena del Estado Mexicano. En ese sentido hemos acordado iniciar movilizaciones a partir de hoy en todos los Estados de la República, incluido el Distrito Federal, y convocamos a una gran Jornada de Lucha y Resistencia el próximo 12 de octubre.

 

¡Por la unidad y reconstitución de nuestros Pueblos!

¡Por el reconocimiento constitucional de nuestros derechos!

¡Por una nueva Nación democrática, plural e incluyente!

¡Por la libre determinación y autonomía de nuestros pueblos!

¡Nunca más un México sin nosotros!

<< Índice de artículos

  • Dirección: Nellys Palomo Sánchez (hasta el número 35 en noviembre de 2001) José Martínez Cruz (a partir del número 36)

    Coordinación: José Martínez Cruz.

    Edición: Ana María Hernández.

    Colaboradores: Edgard Sánchez; Claudia Cruz; Josefina Chávez.

    Traducción de textos: Alberto Nadal.

  Desde los cuatro puntos es una publicación mensual de Convergencia Socialista, Agrupación Política Nacional (apn), registrada en el Instituto Federal Electoral. Registro de la Dirección General del Derecho de Autor (en trámite). Certificado de Título y Contenido (en trámite). Publicación periódica. Oficinas y suscripciones: Xola 181, 3er. piso, Col. Alamos, C.P. 03400, Teléfono 5 90 07 08, México, D.F.