No. 38
(abril del 2002).

csapn@laneta.apc.org
CORREO DE PRENSA INTERNACIONAL

<< Índice de artículos

¡Barcelona: Contra la Europa del capital­ y la guerra­!

Diosdado Toledano*

Barcelona ha tenido su semana más caliente desde hace mucho tiempo. El 10 de marzo se manifiestan 200.000 personas contra el Plan Hidrológico Nacional. Sigue el 14 con la manifestación convocada por la CES que reunió más de 100.000 trabajadores. Continuó el 15 con una jornada de lucha descentralizada organizada por la Campaña contra la Europa del Capital y la Guerra (CCECG) con participación de los trabajadores ferroviarios y de la telefónica mediante huelgas y paros. Este fue el aperitivo de la gran movilización del 16 de marzo.

Mientras los Presidentes de gobierno europeos abandonaban Barcelona, tras acordar en el Consejo de la UE medidas reaccionarias como, retrasar 5 años la edad media de jubilación efectiva en Europa y dar nuevos pasos hacia la liberalización del sector energético y ferroviario, una marea humana, joven y popular descendía a la calle convocada inicialmente por la Campaña contra la Europa del Capital y la Guerra, plataforma que agrupa mas de un centenar de organizaciones de los diversos movimientos sociales con una marcada orientación anticapitalista, 1 Convocatoria, a la que posteriormente se sumaron las organizaciones del nacionalismo radical catalán y del llamado Foro Social de Barcelona que reúne bajo ese título recuperador a las organizaciones de la izquierda institucional, entre otras al Partido Socialista de Catalunya (PSC), cuyo líder Pascual Maragall valoraba explícitamente la liberalización sector energético y el retraso de la jubilación positivamente ( El País , 18 de marzo).

La calle fue tomada por cientos de miles, 2 jóvenes y con gran presencia de mujeres. Pero también, una manifestación con participación de trabajadores/as en activo, precarios/as, desempleados/as, pensionistas, etc., a la que sumó pequeños grupos de inmigrantes. Gentes llegadas del cinturón industrial barcelonés, de toda Catalunya, pero también del conjunto de comunidades y regiones del estado español. Con una presencia europea modesta que tuvo que vencer el bloqueo de la frontera impuesto por el gobierno Aznar. 3

La manifestación encabezada por una pancarta con el lema Contra la Europa del Capital y la Guerra discurrió, alegre, reivindicativa, participativa y combativa. En ocasiones, miles de manifestantes giraban al unísono la espalda para expresar su rechazo a la Europa del Capital, o se ponían a correr hacia adelante para expresar su voluntad de resistir y luchar.

La masividad de la manifestación, el salto en la capacidad de convocatoria del movimiento antiglobalización, ha sorprendido a todo el mundo. El espejismo de paz social aparente, resultante de los sucesivos pactos sociales sin lucha, entre las dos grandes centrales sindicales CCOO y UGT y el gobierno del Partido Popular, ha quedado roto.

Nos encontramos ante un fenómeno nuevo. Nunca como hasta ahora cientos de miles de gentes en el Estado español habían manifestado su rechazo, en uno u otro grado, a la UE real y a sus políticas antisociales, superando las ilusiones en el proyecto europeo que fueron alimentadas por el rechazo social al largo periodo de autarquía bajo la dictadura franquista. Nunca se había producido tal desbordamiento por amplias masas de las organizaciones de la izquierda tradicional pro-UE y socioliberal agrupada bajo las siglas del Foro Social de Barcelona, derrotadas en su pulso divisionista y sectario por el bloque de la CCECG que en un periodo breve de tiempo, con unas cuantas centenas de activistas y venciendo enormes dificultades logísticas, agrupó tras sus pancartas al 90 % de la manifestación.

Las campañas de terror y criminalización han tenido en esta ocasión un efecto opuesto. En cualquier caso, entre uno y otro miedo, la gente ha visto más real y temible la cruzada neoliberal de Aznar, Blair y Berlusconi. Los intentos de este trío, por arrastrar a unos socios con dificultades de orden político internos para seguir su ritmo privatizador, ha tenido un efecto movilizador a favor de la convocatoria de manifestación. Sus declaraciones propugnando flexibilizar más el mercado de trabajo en una sociedad harta del grado de precariedad laboral existente (un tercio de la población asalariada) han levantado una fuerte indignación. Su voluntad de privatizar el sector energético, cuando hace apenas dos meses, amplios sectores de la población de Cataluña padecieron cortes prolongados del fluido eléctrico a causa de una nevada, con el escándalo consiguiente al saber que los sobrebeneficios de las compañías privatizadas de la energía era resultado de no realizar las inversiones necesarias en mantenimiento ha contribuido a aumentar la cólera popular.

Una mirada hacia atrás

Una vista al pasado reciente, nos permite reconocer los signos precursores de lo sucedido. El gobierno del partido Popular, tras obtener la mayoría absoluta, empezó a aplicar su programa conservador. Puesta en marcha del Plan Hidrológico Nacional, que ha provocado la oposición de la mayoría de la población en Catalunya y Aragón y numerosas manifestaciones, la última el pasado el día 10 de marzo. Aplicación de la ley de extranjería y amenaza de expulsión de cientos de miles de inmigrantes provocando una respuesta ejemplar, con una huelga de hambre de 350 durante dos semanas, que movilizó la solidaridad de decenas de miles de ciudadanos/, consiguiendo una victoria parcial (regularización inmigrantes en lucha). Cierre de Sintel y respuesta en una lucha prolongada y exitosa de los trabajadores. Creación del Pacto Antiterrorista en alianza con el PSOE para desplazar al PNV del gobierno de la comunidad, y derrota de dicha ofensiva en las elecciones autonómicas en Euskadi. Primera movilización antiglobalización en junio en Barcelona ante la convocatoria de una Conferencia del Banco Mundial en la ciudad. Manifestación masiva de los estudiantes contra la reforma reaccionaria de la Universidad (LOU) el 1 de diciembre. Primera manifestación convocada por la Asamblea estatal de Trabajadores contra la globalización capitalista que reunió el pasado 2 de diciembre 20.000 manifestantes en Madrid.

Y hacia adelante

La ofensiva militarista del imperio lejos de desmovilizar ha terminado por provocar un creciente descontento que se extiende también contra todos sus aliados.

La bancarrota de Argentina, el estallido de la recesión en USA, el desmoronamiento rápido de las ilusiones en un mundo en crecimiento permanente que prometía una sociedad feliz y que por el contrario nos trae la barbarie, han confirmado entre sectores cada vez más amplios de la sociedad, que es necesario movilizarse contra el sistema..

Si el éxito del II FSM en Porto Alegre despejó parcialmente las incertidumbres sobre los efectos en la capacidad movilización social del movimiento antiglobalización. La gran movilización de Barcelona ha sido una rotunda confirmación.

La actuación del imperialismo, las consecuencias sociales del orden capitalista son una poderosa fuerza que convoca a la resistencia, la lucha y que pone la alternativa del socialismo de nuevo en el orden del día.

Los comunistas, revolucionarios e internacionalistas del estado español estamos ante una gran tarea, en lo inmediato asegurar el éxito de las convocatorias de movilización en Madrid (mediados de Mayo) durante la cumbre de gobiernos europeos y latinoamericanos, ocasión perfecta para exigir a la Europa acreedora de la deuda latinoamericana su condonación, y momento excepcional para denunciar la ofensiva militarista de USA en Colombia y región amazónica y detener su agresión.

En cuanto a las perspectivas y tareas en el movimiento antiglobalización, vamos a impulsar su vinculación mas estrecha con la clase trabajadora, con la mayoría de la sociedad, apoyando iniciativas como la Carta de Derechos Sociales del siglo XXI que permitan levantar la mayoría de la población contra la barbarie capitalista, concretando para la realidad presente la función de las consignas de Pan, Paz y Tierra .

Notas:

1. La CCECG en el ámbito de Catalunya reúne, entre otras, a las siguientes organizaciones y movimientos: La Asamblea estatal de Trabajadores contra la Globalización Capitalista (sector crítico de CCOO, IAC, CGT, SOC, CSI, FTC, etc.), la Marcha Mundial de las mujeres, RCADE (movimiento por la anulación de la deuda), diversas Plataformas unitarias locales contra la Globalización capitalista (Badalona, Sabadell, Casc Antic, etc.), un sector de ATTAC, el MRG (Movimiento de Resistencia contra la Globalización), diversos colectivos del movimiento Okupa; organizaciones políticas de la izquierda radical como el Col.lectiu per Esquerra Alternativa (IV Internacional), la corriente ROJOS de EUiA, BATZAC, En Lucha (de la corriente del SWP), PRT, juventudes del PSUC-VIU, etc.

En el caso de ATTAC se ha producido una fuerte diferenciación entre quienes han decidido trabajar en la Campaña contra la Europa del Capital, y los que han preferido potenciar el Foro Social de Barcelona (FSB).

En lo que respecta a EUiA, también se ha producido una fuerte división: La corriente ROJOS de EUiA y los jóvenes del PSUC-VIU son activos en la CCECG, mientras que los sectores vinculados al aparato del PCC han optado por el FSB. En la actualidad la dirección del PCC comparte la orientación de Gaspar Llamazares de aliarse electoralmente con IC en la perspectiva de pactar su presencia en el gobierno de la Generalitat en caso de victoria electoral del candidato del PSC Pascual Maragall.

2. La policía municipal evaluó el número de manifestantes en 300.000, la organización de la campaña comunicó una cifra superior al medio millón. Comparativamente con otras manifestaciones celebradas en Barcelona, nos encontramos con la más grande desde el periodo de la transición de la dictadura a la democracia. Como botón de muestra: La manifestación empezó puntual a las 18 horas, dos horas y media mas tarde el tercer bloque de la manifestación formado por el contingente del Foro Social de Barcelona decidió abandonar la manifestación sin haber conseguido moverse del punto de concentración inicial.

3. El gobierno de Aznar impulsó una fuerte campaña de temor sobre la población antes de la reunión del Consejo de la UE. Se ordenó la detención de dirigentes y activistas del nacionalismo radical vasco con la excusa de evitar su actuación violenta en Barcelona. Estableció fuertes controles en la frontera con Francia, rechazando la entrada de quienes venían a manifestarse, bloqueó la frontera desde el día 15 a decenas de autocares que trasladaban afiliados del sindicato SUD, ATTAC, y militantes de LCR hacia Barcelona, contraviniendo la recomendación del Parlamento Europeo de dejar circular el transporte colectivo para la ocasión.

* Miembro de la CCECG, del Consejo Federal de Izquierda Unida elegido en la lista de la Plataforma de Izquierda, miembro de la Permanente de EUiA y de la corriente Rojos de EUiA, militante de Quadernos Internacionales/Col.lectiu per una Esquerra Alternativa (IV Internacional).

<< Índice de artículos

  • Dirección: Nellys Palomo Sánchez (hasta el número 35 en noviembre de 2001) José Martínez Cruz (a partir del número 36)

    Coordinación: José Martínez Cruz.

    Edición: Ana María Hernández.

    Colaboradores: Edgard Sánchez; Claudia Cruz; Josefina Chávez.

    Traducción de textos: Alberto Nadal.

  Desde los cuatro puntos es una publicación mensual de Convergencia Socialista, Agrupación Política Nacional (apn), registrada en el Instituto Federal Electoral. Registro de la Dirección General del Derecho de Autor (en trámite). Certificado de Título y Contenido (en trámite). Publicación periódica. Oficinas y suscripciones: Xola 181, 3er. piso, Col. Alamos, C.P. 03400, Teléfono 5 90 07 08, México, D.F.