No. 24
(octubre-diciembre
de 2003)

 

<< Índice de artículos

Libros

Género en el trabajo parlamentario. La legislatura mexicana a fines del siglo XX.
Teresita De Barbieri

Colección Becas de Investigación CLACSO-Asdi
Buenos Aires, 2003.

Que la política y lo político son ámbitos masculinos no está a discusión. Sin embargo, en los años noventa, las mujeres han incrementado su presencia en las cámaras legislativas de los distintos países. México no ha sido excepción. En 1997 llegaron a ocupar 17.4% de los escaños de la Cámara de Diputados. Entre las muchas preguntas posibles dos han preocupado a la autora de este libro: ¿cómo son las relaciones varón-mujer, mujer-mujer y varón-varón en los recintos parlamentarios? ¿Cómo varían dichas relaciones en los diferentes espacios de interacción: el grupo parlamentario, esto es entre integrantes de un mismo partido; las comisiones y comités legislativos, es decir, los grupos de trabajo interpartidarios donde se procesa la mayor parte del trabajo, y en la asamblea del pleno integrada por las y los 500 legisladores, el espacio público por excelencia y por lo tanto bajo los reflectores de los medios de comunicación?

La LVII legislatura (1997-2000), además, es un hito en la historia política mexicana. Por primera vez en setenta años se constituyó una Cámara de Diputados plural, sin la mayoría absoluta del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dando paso a un proceso democratizador, a la postre no lineal.

El libro expone los resultados de una investigación basada, entre otras fuentes, en entrevistas realizadas a cinco diputadas y otros tantos diputados de los tres partidos políticos principales. Se ponen de manifiesto las configuraciones de género específicas de cada organización política y algunos aspectos de sus subculturas particulares; conflictos, impases, logros, que aunque pequeños no pueden escatimarse, y los muchos desafíos en el largo camino por construir una república de mujeres y varones iguales en libertad y dignidad.

Las mujeres de la ciudad de México 1790-1857
Silvia Marina Arrom

Siglo XXI Editores
México 1988

La mujer latinoamericana del siglo XIX es generalmente representada como un ser humano pasivo, impotente, absorto en las obligaciones familiares, confinado al hogar y totalmente subordinado a los hombres. Este estudio pionero de las mujeres en la ciudad de México durante la larga transición del dominio colonial a la etapa juarista contradice esta visión al proponer tres cuestiones principales: ¿eran los papeles femeninos tan limitados y faltos de importancia como habían sido asumidos hasta ahora? ¿Qué tan dominadas estaban las mujeres por los hombres? ¿Pueden fundamentarse diferencias importantes entre las mujeres jóvenes y las viejas, casadas y solteras, pertenecientes a la clase superior y a la inferior?

Aunque la promesa de cambios profundos en la situación de la mujer después de la Independencia no fue realizada, la autora demuestra que ocurrieron avances significativos a lo largo de este periodo, sobre todo en oportunidades para la educación, en la situación legal y en la revaloración de sus responsabilidades dentro de la familia.

Recurriendo a fuentes ignoradas durante largo tiempo por los historiadores latinoamericanos la autora examina cuatro áreas de la vida femenina: su situación legal según se desprende de leyes y comentarios legales, los patrones demográficos y de empleo de acuerdo con su reflejo en los censos y actas notariales, y la posición de la mujer en el matrimonio que se revela en los casos de divorcio eclesiásticos.

El capítulo final analiza el surgimiento del “marianismo”, el culto de la superioridad espiritual femenina. Una característica especial del libro es el intento por documentar, hasta donde es posible, la vida de las mujeres de clase baja.

<< Índice de artículos

Directora:
Josefina Chávez

Edición:
Ana María Hernández.

Comité Editorial:
Fanny D'Argence, Rocío Duque, Liz Maier,Sylvia Marcos, Marcela Lagarde, Sara Lovera, Nellys Palomo.