No. 23
(julio-septiembre de 2003)

 

<< Índice de artículos

Comunicado

Pronunciamiento de las mujeres

A las organizaciones de mujeres

A los medios de comunicación

A las organizaciones sociales

A la sociedad en general

Las mujeres indígenas, campesinas, estudiantas, amas de casa, dirigentas, artesanas, promotoras, periodistas e investigadoras, provenientes de diversas organizaciones, regiones y países reunidas en el Encuentro Nacional “Respuesta y resistencia mesoamericana a la globalización neoliberal” manifestamos nuestro rechazo al Plan Puebla Panamá (PPP). Nos une la necesidad de defender nuestros derechos desde la mirada de las mujeres; también nos une la preocupación que tenemos por los efectos del Plan Puebla Panamá. Queremos que se sepa la realidad que vivimos las mujeres de las comunidades rurales frente al deterioro ambiental de nuestra tierra, de nuestra cultura y de la sociedad en general; queremos divulgar la tristeza y preocupación que nos causa la falta de perspectivas que tenemos.

Nuestro total desacuerdo al Plan Puebla Panamá no obedece a una cerrazón de nuestras comunidades sino a la necesidad de defender nuestra forma de vida. Hasta ahora tenemos nuestra producción: el maíz criollo y esto nos hace sentir ricas. El hecho de que se abran carreteras indiscriminadamente, arraza con árboles, con la vegetación, divide comunidades y modifica los biosistemas. La planeación de esta obra carece del más mínimo respeto hacia las comunidades, las personas que ahí habitamos y de nuestros centros ceremoniales.

Lo anterior genera mayor desigualdad y discriminación específicamente para nosotras las mujeres, nos obliga a deplazarnos más lejos para trabajar; los costos para comercializar nuestra mercancía se elevan, y nos damos cuenta de que las ganancias son para los empresarios del transporte. El aumento de las maquiladoras nos afecta de manera específica a las mujeres, sabemos, por nuestra experiencia, que éstas vienen con malas condiciones de trabajo, violaciones a los derechos de las trabajadoras, escasas o nulas opciones para organizarse, así como el aumento de la prostitución y el deterioro del entorno ambiental.

Nuestra resistencia al PPP es con una perspectiva de género y desde nuestra identidad cultural, sabemos que tenemos que dar una lucha en varios niveles, por un lado, nuestra resistencia es al interior de nuestras comunidades para que sea reconocido nuestro derecho a la palabra y de tener cargos de representación, por otro lado, hacia afuera, de la mano de otras mujeres, de nuestras comunidades para combatir el avance y efectos del PPP y de los megaproyectos. Porque sabemos que la articulación entre las mujeres y los distintos pueblos nos ha ayudado cuando hemos tenido que hacer frente a este tipo de imposiciones.

Queremos dar cuenta, desde nuestra visión, de los estragos que está sufriendo nuestro pueblo, nuestra tierra, nuestras familias y nosotras. Hacemos un llamado a todas las mujeres que quieran unirse a esta campaña de información y concientización que estamos iniciando.

Nos pronunciamos para convocar a mujeres y hombres a sumarse a las movilizaciones planeadas en relación al PPP, ALCA y la OMC; en particular a la organización mujeres rumbo a Cancún.

Las mujeres al rechazar totalmente el PPP decidimos mantener la lucha contra su imposición.

San Juan Guichicovi, Oaxaca, México,

18 de mayo del 2003.

<< Índice de artículos

Directora:
Josefina Chávez

Edición:
Ana María Hernández.

Comité Editorial:
Fanny D'Argence, Rocío Duque, Liz Maier,Sylvia Marcos, Marcela Lagarde, Sara Lovera, Nellys Palomo.