No. 23
(julio-septiembre de 2003)

 

<< Índice de artículos

Las mujeres nos rebelamos contra el ALCA*

¿Qué es la Alianza Social Continental?

Es una coalición de sectores que incluye sindicatos, grupos ambientalistas, organizaciones de mujeres, gente despojada de su tierra, su trabajo y sus hogares, organizaciones de derechos humanos, de campesinos y otros movimientos sociales de las Américas. La Alianza Social Continental (ASC) se propone incidir en las negociaciones sobre liberalización del comercio y las inversiones en el continente, a través de acciones de cabildeo, elaboración de propuestas de políticas, sensibilización de la opinión pública y desarrollo de estrategias de comunicación en los medio masivos.

¿Qué es el Comité de Mujeres la Alianza Social Continental?

El Comité está integrado por mujeres de todo el continente que están trabajando juntas para cuestionar y denunciar el modelo de integración política y económica que propone actualmente el ALCA, porque afectará profunda y negativamente las vidas de millones de mujeres y hombres de la región. El acuerdo que están negociando los gobiernos consolida a nivel regional las políticas no equitativas que generan pobreza y exclusión social, promovidas por organismos como la OMC e instituciones como el Banco Mundial, el FMI y los bancos regionales.

¿Cuánto hace que venimos trabajando?

El Comité existe desde la formación de la Alianza Social Continental, en 1998. El propósito de su creación fue consolidar la perspectiva de género en las críticas y visiones alternativas de la Alianza. Desde la primera Cumbre de los Pueblos en Santiago, Chile, 1998, hasta la segunda en Québec en 2001, la voz de las mujeres de las Américas ha estado ganando fuerza y reconocimiento.

¿Cuál es nuestra visión de la justicia?

A las mujeres nos preocupa el ALCA y la globalización... porque el hilo siempre se rompe por lo más delgado.

• Ya hace algunos años de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer y todavía tenemos pendiente el avance de los doce puntos de la Plataforma de Acción de Beijing. La principal amenaza para su logro es la pobreza y el efecto de la globalización en la vida de las mujeres.

• El nuevo paisaje laboral de la globalización está lleno de mujeres: en las zonas francas, en el sector informal y en el sector servicios. Nuestra fuerza de trabajo sigue siendo una de las principales fuentes de generación de ganancia a nivel mundial.

• La entrada masiva de productos importados en muchos de nuestros países, ha destruido empresas y se han cerrado puestos de trabajo.

Y es que

• La globalización ha flexibilizado el mundo del trabajo y ahora hay menos posibilidades de que se reconozca el valor del trabajo no remunerado que realizan las mujeres.

• Las mujeres han tenido que velar por la satisfacción de las necesidades básicas de la familia. En los países donde se han dado privatizaciones los servicios de salud, de agua y de educación han subido de precio para todas y han dejado de ser gratuitos. Ahora las mujeres se ven más agobiadas y tienen que trabajar más para lograr que sus familias accedan a ellos.

• Las familias rurales se han desestabilizado, ya que el campo en nuestros países ha sido invadido por los agronegocios. La migración campo-ciudad ha aumentado. Familias con poco apoyo económico, sin recursos para cultivar para el consumo y para las ventas locales y cada vez con menos acceso a servicios básicos, quedan a cargo de las mujeres.

• En virtud de la precaria situación económica, las mujeres migran cada vez en un número mayor, en busca de oportunidades de trabajo.

Participa en esta labor, comunícate al Foro Internacional “Mujeres hacia Cancún”: mujereshaciacancun@yahoo.com.mx

* Texto tomado del folleto: “Las mujeres nos rebelamos contra el ALCA”, edición y producción de Alianza Social Continental.

<< Índice de artículos

Directora:
Josefina Chávez

Edición:
Ana María Hernández.

Comité Editorial:
Fanny D'Argence, Rocío Duque, Liz Maier,Sylvia Marcos, Marcela Lagarde, Sara Lovera, Nellys Palomo.