No. 22
(abril-junio
de 2003)

 

<< Índice de artículos

Hablemos de conocimientos y derechos

Dora Coledesky

Un cambio cultural profundo se ha producido en la sociedad argentina a partir del 19 y 20 de diciembre del 2001. La ciudadanía se movilizó decidida a intervenir en la solución de sus propios problemas frente al Estado. El funcionamiento de las asambleas barriales, las distintas organizaciones piqueteras, la ocupación y funcionamiento de las fábricas por sus trabajadoras/res, como Bruckman, son sólo aspectos de ese cambio. Las mujeres fueron las primeras protagonistas de ese proceso —que no ha terminado— aunque el poder se haya reconstituído.

La Ley Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable aprobada en octubre de 2002; la Reglamentación de la ligadura de trompas aprobada en la ciudad de Buenos Aires en mayo de 2003, una mayor difusión a la anticoncepción de emergencia, así como una mayor visibilización de la violencia sexual contra la mujer, son también expresiones de la influencia de este cambio cultural en las instituciones.

La igualdad, la justicia, la democracia serán sólo conceptos mientras nosotras no ejerzamos nuestros derechos contra todos los obstáculos, impongamos nosotras su legalidad por encima de jueces/zas, fiscales o Cortes Supremas. Porque se trata de derechos que nos pertenecen porque tienen relación con nuestras vidas, con nuestra salud, con nuestra libertad, con nuestra dignidad como mujeres .

El conocimiento, la difusión de los avances científicos que nos favorecen contribuyen a nuestro progreso cultural y al de la sociedad.

Esto es lo que nos ha decidido a difundir estas herramientas útiles para que las mujeres puedan decidir —incluso con muchas limitaciones— por la anticoncepción de emergencia, es decir, el aborto con pastillas y que sepan las posibilidades favorables que presenta la ligadura de trompas. Mientras seguimos luchando para que todas las mujeres puedan practicarse un aborto en los hospitales públicos, con la única condición de su decisión.

Anticoncepción de emergencia

Como su nombre lo indica se utiliza para evitar un embarazo en los siguientes casos:

• cuando tuviste una relación sexual vaginal sin protección anticonceptiva,

• cuando se te rompió el preservativo, te olvidaste de tomar tu pastilla anticonceptiva, o no te pusiste el diafragma,

• si fuiste violada.

Son pastillas anticonceptivas comunes, pero tomadas en alta dosis y en un solo día. Tienes un plazo máximo de 3 días para utilizarlas luego de la relación sexual sin protección. Las pastillas tomadas de esta manera impiden, por los alteraciones hormonales que producen, que se pueda iniciar un embarazo (es como un shock en tu aparato reproductor).

No te olvides de usar preservativo, actualmente es el mejor método anticonceptivo, porque además es el único que previene el VIH SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

Aborto con pastillas: es la utilización del medicamento misoprostol. Produce contracciones uterinas y por eso puede provocar el aborto, pero ¡ojo! no siempre. El embarazo se confirma con un test luego de la 1era. falta, pero es mejor utilizar estas pastillas alrededor de la 2a. falta (así tiene mayor efecto) y tratar de no pasar de la 3era. falta.

¿Cómo se usa?: se toman 4 pastillas y en el mismo momento se colocan 4 pastillas en la vagina, empujándolas bien hasta el fondo, y te quedás acostada por unas horas para que no se caigan las pastillas. Vas a tener contracciones uterinas y comenzar con pérdidas, a veces también diarrea, conviene que estés acompañada.

¿Qué puede ocurrir?

1. Se elimina todo, y termina la hemorragia.

2. Eliminación en parte, por lo cual quedan restos y sigue la hemorragia. No demorés entonces en concurrir al hospital donde en general efectuaran un raspado para terminar el aborto ya comenzado. Allí no estás obligada a contar nada de las pastillas, pues no quedan huellas como consecuencia de la hemorragia. A veces hay una eliminación en parte, y si continuas con poca hemorragia pero con muchos dolores, en esos casos también concurrir al hospital.

3. No pasa nada o una pequeña pérdida, estos son los casos en que se puede probar otra vez, unos días después, pero sólo una vez más por las reacciones tóxicas.

4. Si tampoco resulta, no hay que continuar con el embarazo por las posibles malformaciones fetales.

La prohibición del aborto nos obliga a recurrir, con nuestra decisión, a esta alternativa. Pero también con nuestra decisión y nuestra lucha conseguiremos la legalización del aborto, que se realice en los hospitales, al igual que en muchos otros países donde es legal desde hace ya tiempo. Porque la clandestinidad, el sometimiento, la hipocresía y la mentira enferman.

Ligadura de trompas: es el nombre de la esterilización en la mujer, la esterilización en el hombre es la vasectomía.

Es un método anticonceptivo quirúrgico si no querés tener más hijos.

Para el resto del país queda la hipocresía de su realización sin impedimentos en la medicina privada y las dificultades de todo tipo en la medicina pública exigiendo una autorización judicial siendo que no es necesaria.

Pero desde mayo/2003 hay una novedad importante: en los hospitales de la ciudad de Buenos Aires se podrá realizar la ligadura de trompas en base a una evaluación que se hará en cada caso, considerando como riesgo para la salud de la mujer, no solamente su aspecto médico (enfermedades), sino también sus aspectos psiquícos y socio-económicos (dificultades en el uso de otros anticonceptivos, violencia, cantidad de hijos, pobreza, etc ) Se especifica que no se necesita autorización judicial.

Aunque nosotras siempre hemos sostenido la libertas de la mujer para la ligadura de trompas sin condicionamiento alguno, es innegable la importancia lograda por esta resolución.

Ahora nos toca:

1) Difundir esta información y que las mujeres que se han decidido por esta opción concurran a los hospitales a solicitarla.

2) Presionar y conseguir que este avance se extienda a otras provincias y seguir peleando para la promulgación de una ley como la que rige en Río Negro.

En la provincia de Buenos Aires, por las informaciones que tenemos hasta este momento, podés consultar en el hospital Eva Perón (ex Castex) del partido de San Martín, porque tienen una actitud más abierta y han realizado muchas ligaduras.

Asamblea por el derecho al aborto

Argentina, 28 de mayo de 2003.

<< Índice de artículos

Directora:
Josefina Chávez

Edición:
Ana María Hernández.

Comité Editorial:
Fanny D'Argence, Rocío Duque, Liz Maier,Sylvia Marcos, Marcela Lagarde, Sara Lovera, Nellys Palomo.