Oficinas y suscripciones: Xola 181, 3er. piso, Col. Alamos, CP 03400, Teléfono 55 90 09 69, México, D.F.

 

<< Índice de artículos

¿Por qué llevar a escena a Sor Juana?

Hilda Valencia*

“Desde hace más de cincuenta años su vida y su obra no cesan de intrigar y apasionar a los eruditos, a los críticos y a los simples lectores: ¿por qué escogió, siendo jóven y bonita, la vida monjil?; ¿cuál fue la verdadera índole de sus inclinaciones afectivas y eróticas?; ¿cuál es la significación y el lugar de su poema Primero sueño en la historia de la poesía?; ¿cuáles fueron sus relaciones con la jerarquía eclesiástica?; ¿por qué renunció a la pasión de toda su vida, las letras y el saber?; ¿esa renuncia fue el resultado de una conversión o de una abdicación? Este libro es una tenativa por responder a tales preguntas” 1 .

Sor Juana no sólo es un enigma en su vida, es la escritora, la poetisa, la mujer, la estudiosa de las ciencias; es el espíritu luminoso que coadyuvó a construir la cultura nacional. Sor Juana Inés habita la casa del saber, del lenguaje, sabe que el conocimiento es transgresión, es osadía, es violencia, es un campo de batalla donde soñamos con los ojos abiertos y podemos perder el alma en un hilo.

¿Qué nos ofrece el saber?

La libertad interior, la igualdad sexual frente al pensamiento, aventurarse en lo desconocido, erradicar la ignorancia sinónimo de esclavitud de la humanidad, ser capaces de liberarnos y poder con los otros crear un mundo diferente.

En esta obra buscamos más preguntas que respuestas, indagar en lo desconocido a través del tiempo, el espacio y la imaginación preñada de silencios y voces. Que hable la Sor Juana de carne y hueso, la dolorosa, la mujer, la soberbia, el ser frágil, la mujer indomable, la monja, para que sigan habitando las ideas significadas en palabras, el tiempo de más de ya tres siglos de ausencia.

Puesta en escena.

La idea de la puesta en escena es contruir un mundo de intolerancia espacial y temporal. Es decir que Sor Juana, en el umbral de la muerte, pueda transitar el paso de la memoria, con el infierno, la traición, la pasión, la muerte, el saber, sus despojos. Las voces desde el umbral de su agonía convocan los momentos más dolorosos de su vida, ser despojada de sus libros, renunciar a las letras, al saber y esto es el hilo de la memoria que nos permite ver la urdimbre de un ser que se entrega a la muerte eterna y no sabemos por qué.

¿Cómo crear esta red infatigable de preguntas sin respuestas?

La Sor Juana memoriosa que hemos imaginado es una mujer que nos habita desde el siglo XVII hasta nuestros días, por ello hemos pensado en un espacio gélido, sin tiempo pero evocativo. Que el público reconozca que la distancia no es el tiempo ajeno, sino el propio, porque el siglo XVII y Sor Juana nos pertenecen, son parte nuestra, hay un pensamiento histórico, social y artístico que es nuestra herencia. Sor Juana no es un mito, pero también sabemos que no es parte de nuestra cotidianidad y queremos en esta puesta en escena buscar los lazos que nos permitan no acercarla púdicamente a nosotros sino acercarnos a ella, descarnada y sin sosiego.

¿Cómo hacer?

El alma prisionera de Sor Juana es el alma humana que sueña desde la muerte, la mirada deslumbrada que padece y goza las dificultades del entendimiento.

Nuestra Sor Juana vestida de luz, de luto, de pasión, de entendimiento habita la casa vacía, la soledad, la cólera, el espanto y la zozobra de quien acaricia la muerte y sabe que no hay otro instante, que es el último, que es el descarnado, que la vida se escapa y se vuelve más vida.

El erotismo de Sor Juana es el resultado de su pasión por el entendimiento y el saber. Es un ser que trasciende los límites del amor, la sexualidad no es la depositaria de las ideas, las palabras se trascienden porque no se atan a la carne. Sin embargo es un enigma su paso a la vida monjil y el verdadero sentido de sus inclinaciones eróticas y afectivas, como dice O. Paz.

Buscamos una Sor Juana habitada en siglos, una Sor Juana contemporánea, el ser que camina la vida: con los hombres necios, los misterios de la existencia y de las cosas, el laberinto de mitos, signos, nombres, letras, palabras, ideas que viajan hacia la espiral del conocimiento. Aún ahora la Sor Juana laberinto, la Sor Juana de los siglos nos deja la pregunta que hace siglos de conquista nos seguimos haciendo. ¿Si hemos sido vencidos, si el ser humano se entrega o es capaz de trascenderse y permanecer o aniquilarse?

¿Por qué un monólogo?

Porque la muerte es el último instante de soledad, es como el nacimiento, un acto doloroso de soledad. La soledad es un estado inherente a la humanidad.

Hamlet, antes de su muerte, dijo: …lo demás es silencio. Sor Juana Inés de la Cruz quizá lo único que tuvo es silencio.

 

Notas

(1)Paz, Octavio: Sor Juana Inés de la Cruz o las Trampas de la Fé , México

 

*Directora de teatro y maestra en el Foro Teatro Contemporáneo.

<< Índice de artículos

Directores: Héctor Díaz Polanco y Edgard Sánchez Ramírez.

Coordinación Editorial: Ana María Hernández López.

Consejo Editorial: Jesús Escamilla, Fernando Bazúa, Consuelo Sánchez, José Martínez Cruz, Nellys Palomo, Sergio de la Peña (+), Margarita Gutiérrez,
Ramón Jiménez, Arturo Mellado, Claudia Cruz, Hilda Valencia Sánchez,
Cristina Hernández Escobar y Agustín del Moral.

Diseño Editorial: Andrés Mario Ramírez Cuevas.

  Convergencia Socialista es una publicación bimestral de Convergencia Socialista, Agrupación Política Nacional (apn), registrada en el Instituto Federal Electoral. Registro de la Dirección General del Derecho de Autor (en trámite). Certificado de Título y Contenido (en trámite). Publicación periódica. Oficinas y suscripciones: Xola 181, 3er. piso, Col. Alamos, C.P. 03400, Teléfono 55 90 09 69, México, D.F.